Seguidores

miércoles, 3 de marzo de 2010

Sostenida

    El tibio resplandor de un nuevo día
    es el testigo de lo que a sido mi vida
    viví aferrada a la esperanza que algún
    día brillará el sol por sobre las desvalida.


     Acumulaba vibras fluorescente
     manteniendo en alerta mi mente
    sostenida por el fervor de la gente
    nunca me deje llevar por la corriente.


     Sostenida de tu mano caminaba
     sin saber que eras tu quien me llevaba
     acercándome a la orilla de la vida he
     resbalado y de tu mano me has soltado.

   

1 comentario:

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Refleja tristeza el poema, hemos de ser autónomos siempre a pesar de que alguien nos quiera, de lo contrario se puede pasar muy mal.

Lindas letras.

un beso

Maite