Seguidores

miércoles, 7 de abril de 2010

Aroma

     Era el aroma de tu perfume
     que mi corazón despertaba
     aceleraba su marcha,y mi alma
     te entregaba, hoy mi corazón
     se a dormido, cansado de tanta
     farsa.

                         
    Tu perfume derramado esparcido
    sobre la cama, ya no tiene el aroma
    que a mi corazón despertaba, quietud
    Hay en sus latidos falta de movimiento
    no huele tu perfume su olfato yace muerto.


   El corazón dormido no quiere despertar
   el aroma no es suficiente, hace falta tu pensar,
   aromas esparcidos alrededor de tu alma se han
   desvanecido como la luna en el agua...

5 comentarios:

Poetiza dijo...

Bello leerte amiga, un poema lleno de aromas tristes. Te dejo un beso, cuidate.

Juan Francisco dijo...

Es un poema precioso Gladys. El amor no puede mantenerse solo de espejismos, necesita algo tangible, cotidiano... besos, caricias, palabras bonitas... silencios. Tampoco me hagas mucho caso, amiga Gladys, eso era lo que se hacia -entre otras cosas- en mís tiempos. (Supongo que eso no cambiará unca). Un abrazo.

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Gracias amigo muy hermoso tu
comentario,y te aseguro que el
amor jamas cambiará,a mi me
enamoran las palabras,es el
amor espiritual que todos
nesecitamos,para mantener la
ilusión del verdadero amor.
Un abrazo de todo corazón.

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Mucha similitud entre el perfume (sin esencia) de paso fugaz con el sentir pasajero. Los versos cantan un profunda desazón y se reclama la presencia del alma en la soledad y en la espera con la incertidumbre que es peor que la verdad misma.

SaLudos Gladys

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Gladys:

Si es una pesadilla, mejor es despertar, porque el amor que duele no es verdadero amor.

Abrazos.