Seguidores

martes, 13 de abril de 2010

El Panteonero

                          
        Ere un amanecer de un tibio
        día de primavera, el cavaba
        una tumba en el prado de la
        quimera, cada grumo de tierra
         para él era una condena.


        Una oscura noche de un frío
        invierno, llora frente a una tumba
        que aún no hay muerto,reza para
        que su alma se valla al cielo.


        Un caluroso día, de un sol muy
        fuerte él regaba las flores para que
        lo esperen, cuando todos se van del
        cementerio llora su soledad aquel
        caballero.


       Dos palomas blancas adornan la
       lápida de aquella tumba, representan
       el alma de sus difuntas.
       Era el medio día del mes de Enero
       sellaban la tumba del Panteonero...
        

6 comentarios:

CHARO dijo...

LOS CEMENTERIOS ME PRODUCEN MUCHA TRISTEZA, TODOS TENEMOS EN ELLOS A GENTE QUERIDA Y QUE EXTRAÑAMOS A PESAR DE LOS AÑOS QUE PASAN.....SALUDOS AMIGA

Gala dijo...

Al final su alma volo entre esas palomas.
Muy bonito.

Un besito

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Hola amiga Charo es verdad
a nadie le gusta los
sementerios,pero alguien tiene
que hablar de las personas que
hacen el trabajo,triste doloroso,
y quería la reacción de ustedes,
por algo diferente que no sea de amores o desamores,me a gustado
mucho tu respuesta,gracias.
Un abrazo, amiga.

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Gracias Gala por estar aquí,
que buen sentido le distes a
mis palabras,te lo agradesco
con toda mi alma.

Juan Francisco dijo...

Asociamos al panteonero (en España el enterrador) con algo macabro y en realidad es una persona que cumple con su obligación y en la mayoría de los casos lo hace con verdadera dedicación. Un bonito poema que sirve para desagraviarlos amiga Gladys. Un gran abrazo.

AMBAR dijo...

Es la cadena de la vida, muy bonito y alegre es venir, pero la marcha...esa, es triste, aún sabiendo desde siempre que un día nos llaman y dejamos todo y volamos.
Un abrazo.
Ambar.